Ofrenda de símbolos

$45,000

Quiénes se adentren en la obra de Linda Acosta encontrarán una secuencia balanceada entre la lírica y la narrativa poética. Donde hay cabida entre las pausas del imaginario visual y el contraste que los textos van hilados a una gran ofrenda del Ser. La propuesta es atrevida, un híbrido directo, cristalino que refleja vivencias particulares alrededor de temas universales. Inspirada en el centro de una espiral respetuosa y amorosa, en la expansión cognitiva de la observación interna y externa; así, la autora nos ofrenda los símbolos de su humanidad, que en cierto modo es el recorrido no lineal de una constelación mayor. A veces el lenguaje recorre recovecos más excelsos para aterrizar en lo simple. Una lectura que puede ser la compañía perfecta para diversos espacios de conexión con la propia intuición y el autoconocimiento. Principio y fin que corresponde a la génesis de de una mixtura entre quién escribe, y quien lee. Gratitud. ¿Acaso la lectura no es una ofrenda en sí?

Disponible para reserva

$ COP
  • $ COP
  • $ USD
  • $ MXN

Descripción

Quiénes se adentren en la obra de Linda Acosta encontrarán una secuencia balanceada entre la lírica y la narrativa poética. Donde hay cabida entre las pausas del imaginario visual y el contraste que los textos van hilados a una gran ofrenda del Ser. La propuesta es atrevida, un híbrido directo, cristalino que refleja vivencias particulares alrededor de temas universales. Inspirada en el centro de una espiral respetuosa y amorosa, en la expansión cognitiva de la observación interna y externa; así, la autora nos ofrenda los símbolos de su humanidad, que en cierto modo es el recorrido no lineal de una constelación mayor. A veces el lenguaje recorre recovecos más excelsos para aterrizar en lo simple. Una lectura que puede ser la compañía perfecta para diversos espacios de conexión con la propia intuición y el autoconocimiento. Principio y fin que corresponde a la génesis de de una mixtura entre quién escribe, y quien lee. Gratitud. ¿Acaso la lectura no es una ofrenda en sí?

 

Hola